El leasing es una alternativa de financiación que posibilita a las empresas la incorporación y el uso de bienes de capital, abonando un canon por el período del contrato. Al vencimiento del contrato, la empresa tiene la opción para comprar el bien, abonando el valor pactado en el mismo.