• Seguro: evita el riesgo de resguardar esos valores en tu casa.
  • Discreto: un lugar para guardar los valores personales que vos deseas.
  • Cómodo y con precios exclusivos: se debita automáticamente de tu Cuenta Corriente o Caja de Ahorro, en forma trimestral.
  • Sencillo: sólo debes elegir una sucursal dentro de las que ofrecen el servicio y el tamaño de caja que mejor se adapte a tus necesidades.
  • Privado: sectores exclusivos con espacios individuales para efectuar las operaciones que desees en su caja de seguridad.
  • Flexibilidad: como titular podrás autorizar en orden conjunta o indistinta hasta dos personas con acceso habilitado.
     


     


    Acércate a la sucursal más cercana  y consultá la disponibilidad de cajas de seguridad.

  • Consultá las sucursales con cajas de seguridad, clic aquí.
  • Consultá la sucursal más cercana a tu domicilio clic aquí.

Título

Texto Crosselling